sábado, 9 de marzo de 2013

Montidinera


Montidinera,  Mondinero o Montidinero. Según con quien hablas, te dice un nombre u otro.
Se llame como se llame, la subida es la misma. 
Hoy, y sin que sirva de precedente, voy a describir la ruta, para alcanzar el objetivo. Este monte siempre pasa algo desapercibido ya que cuesta verlo por encontrarse al sur de su "hermano mayor" Frachinito.





A lo que vamos tuerta. Dejo el coche en el aparcamiento de Vadiello que está a la entrada de los túneles. Desde allí, y con las botas ya apretadas, por la carretera que va a cruzar la presa. 
El pantano está a tope, se nota el invierno que llevamos de muchas precipitaciones. (no sabía la que me esperaba). Inmediatamente el paisaje se vuelve espectacular. Siempre Vadiello ha sido uno de los rincones mas espectaculares de Guara. Los mallos de Lazas.







El puto Borón






 

Y ya la vista de San Cosme y san Damian, ahora cerrado al público. Aun recuerdo cuando se llegaba a este mismo sitio con coche. Sería con un Seat 127 o algo así.




 



Sigo decididamente la pista, viendo todas las Ermitas derruidas que hay por el camino. 
¡¡dios como manaba la Fuensanta!! (Preludio de la que se me avecinaba), después paso por el desvío al Huevo de San Cosme, ahora perfectamente señalizado.





Llego al Llano de la carrasca, lugar en donde, tradicionalmente, se aparcaba para iniciar cualquiera de las excursiones por esa zona. Es propiedad privada, y se ha restringido el paso a la circulación rodada, desde la Tejería. Pues me parece muy bien. Esta foto de la izquierda, es la razón de porque se llama el Llano de la carrasca.






El bolo ese gordo que hay enmedio, nos señala por donde debemos subir




 
Se acabó el paseo, desde ahora ya la subida pura y dura a Montidinera. En Plan clásico. Pista que se convierte en senda, senda que se convierte en pedrera, y parriba, parriba, parriba, sin descanso ni misericordia, pero siempre con la mente despejada, hablando con el paisaje, viendo las aves que en esa zona siempre te acompañan. En definitiva disfrutando.


Arriba ya eres el dueño del mundo. Toda esta finca que se ve es tuya. Tus sentidos no pueden abarcar toda tu propiedad. Mis antepasados vieron esto mismo. Mis descendientes ¿lo verán?. Hay que luchar porque si, y en este estado.

Ahora ya empiezan las complicaciones. En primer luigar alcanzar, desde la cumbre de Montidinera, el cuello Lizana (tambien conocido como cuello Fragineto).

El camino es absolutamente asilvestrado, y en muchos sitios jabalinero de los de verdad. Este trozo me trae recuerdos de una excursión de hace años, con mi hija mayor, y su entonces novio, ahora marido. No debió ser muy grave el tormento al que sometimos a mi futuro yerno, porque la relación se ha mantenido.

Por si alguien no lo conoce, diré que la referencia de este "camino" es dos árboles grandes y secos que se ven casi desde todas partes. Hay que ir a por ellos.

Kilo y medio de barro en cada bota, Cuello Lizana, recuperar el aliento, y pabajo. A las gargantas del Calcón.

 

Allí vino la última sorpresa del día. El Barranco bajaba con agua sin talento. Ademas se le iban uniendo pequeños arroyos laterales. ¡La madre que lo parió! Agua hasta medio muslo, y con la fuerza del barranco.



Ventaja, el barro se fué y quedé mas limpio que una patena

La temperatura del agua, la que corresponde a primeros de Marzo. Pero vamos, bien...............





 
Como una sopa, y con el cielo encapotado, o sea con frio, por fin llegué a Fabana. Vacié todo lo que de alimenticio llevaba en la mochila, y dí por finalizada la excursion. solo quedaba subir hasta la Tejería, y desde allí por cómoda pista llegar a Vadiello.



Nunca pensé que en Fabana pudiese oir una orquesta como esta:


Para los que somos frikis del GPS, he subido esta ruta a:

6 comentarios:

Maria Martinez dijo...

vaya orquesta de ranas!!

Pirene dijo...

¡valgame dios! ¿pero a quién se le ocurre?, ¡pos a nosotros! y mira que nos lo conocemos y ya se sabe cómo se las juega el calcón dichoso y puñetero que hasta helado me lo he comido yo!.

Parecida ruta subí yo hace un montón de años, pero desde la fabana y sí, efectivamente, recuerdo el jabalineo hasta el collado.

Ale pues! ahora ya me he aclarado quién eres.

Salud y orujo que corran a raudales!

fernando dijo...

Bonito blog, enhorabuena!!!

Te quería hacer una consulta porque dices que se puede llegar con el coche hasta la Tejería pero yo me he acercado por ahí y la señal de acceso restringido está antes de llegar a la Tejería, poco despues de la rotonda de la presa de Guara. También pone algo de no estacionar en todo el término de San Cosme. Me podrías confirmar que se puede subir hasta la Tejería con un turismo? Muchas gracias y a seguir así con el blog

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Gracias por tu comentario. Se puede seguir perfectamente con el coche hasta La Tejería. De hecho cuando llegas a dicha tejería ya te encuentras con la barrera que te impide el paso. En cuanto a aparcar, en la propia tejeria hay sitio, pero madruga, porque si no, en este tiempo lo que es posible es que no quepas. Disfruta de esos sitios. Un abrazo

Anónimo dijo...

Hasta ayer no entendía porque lo llamas el puto Borón, pero después de hacerlo ya me ha quedado claro. Jódelo si parecía un paseo!

Andrés

Enrique Martínez Labalsa dijo...

ya ya