domingo, 2 de junio de 2013

De Montfalcó a Mont-rebei por las pasarelas del Canelles

Mi excursiones siempre son solitarias. De hecho, si sumásemos la gente con la que me he encontrado en todas las marchas que aparecen en este blog, difícilmente llegan a dos centenares. Pues bien, esta vez será distinto.

Organizado por Peña Guara hemos participado en la inauguración del Camino Natural (ya estamos) desde Montfalcó al Congosto de Mont-rebei.

400 personas ni mas ni menos, y, entre ellas, un reducido grupo de gente de Almudevar, con el que nos enorgullece tener una excelente relación. También, por lo visto, han adoptado a alguien de Valfonda, así que, tras el correspondiente viaje en autocar, nos atamos la botas y palante.


La primera parte de la excursión, perfectamente prescindible. Una pista, en excelentes condiciones de rodadura, por lo que tenemos que compartirla con vehículos. Alguien comenta lo del polvo en el camino. (creo que se refiere al que levantan los coches).

A lo que vamos. Por fin llegamos a la casa de turismo rural de Montfalcó (Casa Batlle), que es a lo que ha quedado reducido dicho antiguo pueblo. 5 minutos de descanso, una manzana, y a seguir. Ya se sabe lo exigentes que son los chicos/guia de Peña Guara. He llegado a la conclusión de que te llevan muy rápido, a fin de que sudes, y tengas menos ganas de orinar, porque, la verdad, no da tiempo.

Bueno, aquí empieza el Camino Natural. Es como todos. Mi opinión sobre estos caminos ya queda sobradamente reflejada en entradas anteriores, así que lo dejo.

Los 400 vamos haciendo el camino, llegamos a las pasarelas, y las subimos. Algún tabardillo, algún pequeño bloqueo, pero es normal entre tanta gente. Son dos grupos de pasarelas que se ven en las fotos que incluyo al final. Si los caminos naturales siempre despiertan en mi la palabra excesivo, en este caso no tengo alguna mejor que la defina, por lo excesivo que es el exceso.

Una vertiginosa bajada nos lleva a la pasarela sobre el Noguera Ribagorzana, que nos dejará a la entrada del Congosto de Mont-rebei, senda ya clásica, que fue excavada en los años 60 para facilitar la construcción del embalse de Canelles.

El paseo es muy agradable, es el primer día de calor del año, y se nota. Afortunadamente el hecho de que sea congosto, y que la senda está literalmente picada en la roca, hace que sudemos lo justo (además al final nos darán una camiseta nueva, je je)

Los autocares nos están esperando en la Masieta, nos trasladan a Viacamp, en donde será la comida. Hay previstos discursos y esas cosas que gustan a los políticos, pero tenemos suerte. Se ha hecho un poco tarde y los discursos se hacen mientras la comida. Fenomenal solo hay que aplaudir cuando ves a otros aplaudiendo. Hay que ver estos jodidos que pisto se dan gastando nuestro dinero, y ¡les aplaudimos!. En fin los dioses de las montañas seguro que ..................................

400 personas comiendo en la carpa. Ensalada, longaniza, panceta, postre (helado) y café. Vino de volver de excursion con gaseosa (lo digo porque como vienes con mucha sed, si no fuese por la gaseosa seria peligroso)

En definitiva, un dia muy agradable, la compañía excepcional, y hasta la comida estuvo buena.

También es cierto que recomendar esta excursión es complicado. Inexcusablemente se necesitan dos coches. Ya que ir y volver supondrían mas de 30 kilómetros.

Aqui dejo unas fotos pa recuerdo.

En cuanto al Trak, esta vez no pongo nada, ya que el GPS se atontó bastante tanto por ir pegados a la piedra durante mucho rato, como los puentes de hierro que no le gustan, o la senda horadada en la montaña, desde la que no se ve el cielo.
Tampoco hace falta trak. Las indicaciones son hasta excesivas (otra vez lo digo). Hasta otro dias colegas, que vaya bueno.

4 comentarios:

Pirene dijo...

Bueno bueno!! parece ser que tiene muchos detractores el camino este... estuve leyendo el foro de Barrabes y lo ponían verde.

A mí también me parece excesivo tanto camino que no tiene nada de natural sino que es totalmente modificado... ¡en fin!.

Salud y monte que no falten!

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Efectivamente, estamos retorciendo el monte, y tratándolo como si fuese nuestro. Gastamos una millonada en pasamanos escaleretas e historias, con la cantidad de sendas antiguas y caminos que se están perdiendo. Este camino realmente es un "parque temático" para adultos. Se ve que teníamos envidia de la Gabarda. En fin salud monte y botas (de las dos). Un abrazo!

ramon torm dijo...

Tuve la fortuna de cruzarme con el grupo de 400 entusiastas montañeros, menos 1 que fue rescatado por un helicoptero de Guardia Civil, al pie de la pared y de la escalinata ( destreza reservada a unos pocos), deseo realmente que el hombre se encuentre bien y que no fuera mas que una indigestión).
"Una vertiginosa bajada nos lleva a la pasarela sobre el Noguera Ribagorzana...." es una pena que ni con los milloncejos pagados por Europa ni con 700.000 € de la Diputación, no hayan resuelto este tramo de bajada.
Será cierto que para trazar caminos de montaña lo indicado es hacer servir burros o animales de tiro.
Mención especial tienen los escalones de la escalinata..., no gustan nada y son muy peligrosos.

Enrique Martínez Labalsa dijo...

Por partes: Te comento que el rescatado se encuentra perfectamente. Pudo ser amago de infarto pero, en el colectivo de 400, había un par de médicos así que bien. Sobre lo que dices de que para la senda tendrian que utilizar animales de carga, nada mas cierto. Lo que antiguamente se llamaba camino de herradura, es lo que siempre nos ha dado confianza por el monte para poder transitar por el. Ahora no, necesitamos la puñetera "aventura". Por último ¿te imaginas esas pasarelas dentro de unos años?, ojala me equivoque pero serán una basura intransitable, porque seguro que no hay dinero para su mantenimiento. Aqui, cerca de Huesca ya tenemos ejemplos del dichoso Camino Natural de la Hoya, que no ha aguantado ni un par de años, y ahora se ha convertido en basura peligrosa, astillas, tornillos etc. ¡Y LA PASTA QUE VALE!, en fin, dejamos a nuestros politicos decidir, y así nos va. Salud y monte pa todos.